Casa de Cultura fue el escenario elegido para agasajar este lunes 13 a las lectoras voluntarias del Plan de Lectura Municipal

Una certificación por el gesto amoroso y solidario más el obsequio de un portarretratos con su foto en situación de lectura fueron entregados a cada una de ellas.
Beatriz Picu Saunig tomó la palabra en nombre de las veintena de lectoras del Plan e hizo un recordatorio de las experiencias vividas en un año de encuentros lectores.
Una noche en que las palabras fueron protagonistas como cuando las lectoras encienden la magia de la lectura en voz alta en cualquier rinconcito de la ciudad.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: